martes, marzo 15, 2005

Liberalismo atroz

He leído esta mañana algo en el blog de Ignacio Escolar que me ha producido un asco indescriptible. Copio y pego:

"Algunos animales son más débiles que otros. Por ejemplo, el puercoespín es un animal indefenso excepto por sus púas, el ciervo es vulnerable excepto por su velocidad. En la economía también hay personas relativamente débiles. Los discapacitados, los jóvenes, las minorías, los que no tienen preparación, todos ellos, son agentes económicos débiles. Pero al igual que les ocurre a los seres en el mundo animal, estos agentes débiles tienen una ventaja sobre los demás: la capacidad de trabajar por sueldos más bajos. Cuando el gobierno les arrebata esa posibilidad fijando sueldos mínimos obligatorios, es como si se le arrancaran las púas al puercoespín. El resultado es el desempleo, que crea una situación de desesperanza, soledad y dependencia"

Walter Block (Mises Institute)


Añado los comentarios que he puesto en su blog:

Una cosa es que me hace mucha gracia de estos neoliberales es cómo atacan muchas cosas aduciendo a la naturaleza. Cosas como la homosexualidad (contra natura según ellos, cuando todos hemos visto a perros follando con perros, por ejemplo) o esta misma explicación darwinista (teoría evolutiva que por otro lado creo incompleta). Luego, me resulta del todo incoherente la poca defensa que después realizan de la naturaleza y siempre en pos de su propio beneficio económico y tratando de echar por tierra el costoso e importante trabajo de muchos científicos. ¡Qué asco de avaricia!

Otra cuestión muy darwinista es la herencia, pero no la genética... A ver quién es capaz de, con un padre puercoespín y una madre cierva, convertirse en un flamante tiburón financiero. ¿De verdad Anita Aznar está más preparada que yo para esta jungla? ¡JUAS!

Por cierto, para ver una de las posibles consecuencias del liberalismo atroz, recomiendo la lectura de "Las Uvas de la Ira" de John Steinbeck, toma selección natural.