miércoles, marzo 30, 2005

Sí, soy un perro

Como los pocos que leen este mísero blog habrán podido comprobar, hace ya bastante tiempo que no escribo nada.

El motivo es sencillo: soy un perro. Pero no de los que ladran y tienen rabo (bueno, yo simplemente no suelo ladrar), sino de los que responden a la acepción de flojo:

adjetivo us. tb. c. substantivo
3 fig perezoso, negligente.


Bien es cierto que he sufrido de insomnio estos últimos días (ésto daría para otro post, de hecho pensaba escribirlo) y que los fines de semana estoy demasiado ocupado pasándomelo bien, pero, haciendo acto de humildad, he de decir que la pereza me puede en la mayoría de los casos. Incluso cuando estoy aburrido -pocas veces- y me planteo ponerme a hacer algo "útil", la maldita pereza me puede y me dedico a hacer el gamba por la red.

Uno de los motivos que suelo achacar -ya sabéis que errar es humano, pero echarle la culpa a otro lo es más- es que creo que padezco de algún tipo de síndrome que me fuerza a estar continuamente actualizando páginas que me interesan para estar al tanto de "todo". Bien, puede que parte de ésto sea cierto, pero analizándolo bien... Joder, soy un cacho de perro.

Otro aspecto que me jode de mí mismo es que, una vez que me he puesto, no me cuesta trabajo seguir -ya sabéis también que el comer y el rascar todo es empezar-, pero es que el hecho de ponerse a empezar algo me cuesta horrores... Otro cantar es ya terminar algo, que también soy de los que me da la "picá" por algo y me pongo "a jierro" con ello, pero tal como me viene se me va y lo dejo a medias hasta próximo repunte de interés. Claro ejemplo de éso es este blog o un cuadro que tengo a medio pintar desde hace varios años (tengo que acabarlo... Algún día).

Por cierto, que voy a encolar a mi cola de TO DO el cambiar el diseño del blog, que desde que le hackearon a mi primo el servidor no aparecen muchas imágenes y aparte ya estoy un poco aburrido del diseño actual.

Bueno, tras este breve autoanálisis no me siento mucho mejor, pero ya he hecho algo... ¿Quizás necesite un complejo vitamínico? ¡guau!

P.D.: Hablando de perros, ¿no os jode el puto perro que sale en la ventana de búsqueda del windows XP? Sin duda merece la muerte
Image hosted by Photobucket.com

martes, marzo 15, 2005

Liberalismo atroz

He leído esta mañana algo en el blog de Ignacio Escolar que me ha producido un asco indescriptible. Copio y pego:

"Algunos animales son más débiles que otros. Por ejemplo, el puercoespín es un animal indefenso excepto por sus púas, el ciervo es vulnerable excepto por su velocidad. En la economía también hay personas relativamente débiles. Los discapacitados, los jóvenes, las minorías, los que no tienen preparación, todos ellos, son agentes económicos débiles. Pero al igual que les ocurre a los seres en el mundo animal, estos agentes débiles tienen una ventaja sobre los demás: la capacidad de trabajar por sueldos más bajos. Cuando el gobierno les arrebata esa posibilidad fijando sueldos mínimos obligatorios, es como si se le arrancaran las púas al puercoespín. El resultado es el desempleo, que crea una situación de desesperanza, soledad y dependencia"

Walter Block (Mises Institute)


Añado los comentarios que he puesto en su blog:

Una cosa es que me hace mucha gracia de estos neoliberales es cómo atacan muchas cosas aduciendo a la naturaleza. Cosas como la homosexualidad (contra natura según ellos, cuando todos hemos visto a perros follando con perros, por ejemplo) o esta misma explicación darwinista (teoría evolutiva que por otro lado creo incompleta). Luego, me resulta del todo incoherente la poca defensa que después realizan de la naturaleza y siempre en pos de su propio beneficio económico y tratando de echar por tierra el costoso e importante trabajo de muchos científicos. ¡Qué asco de avaricia!

Otra cuestión muy darwinista es la herencia, pero no la genética... A ver quién es capaz de, con un padre puercoespín y una madre cierva, convertirse en un flamante tiburón financiero. ¿De verdad Anita Aznar está más preparada que yo para esta jungla? ¡JUAS!

Por cierto, para ver una de las posibles consecuencias del liberalismo atroz, recomiendo la lectura de "Las Uvas de la Ira" de John Steinbeck, toma selección natural.

lunes, marzo 14, 2005

Conciertazo de Wilko Johnson

Este hombre junto a su increíble banda (bajo y batería) dio una lección de rock and roll en el teatro. Irremediablemente tuvimos que acabar todos en pie bailando por todos los rincones.

Ahora a esperar a la próxima cita el 22 de Abril (víspera de mi cumpleaños, ejem) con, nada más y nada menos que Jonathan Richman.

¿Se nota que no tengo muchas ganas de escribir? Bueno, tampoco es que escriba mucho el resto de días, pero es que odio los lunes.

martes, marzo 08, 2005

Wilko Johnson Band en Utrera

Sí, increíble, seguimos con conciertos inimaginables en nuestro pueblo.
Esta vez le toca el turno a Wilko Johnson y su banda. El que fue guitarrista de los extintos Dr. Feelgood se acercará a la Campiña para noquear a los que nos acerquemos al Teatro Enrique de la Cuadra el próximo día 12 de Marzo.

Actualización: Luego un colega y yo pincharemos rock and roll en muchas de sus vertienes en el bar "El Torreón".

Wilko Johnson


Copio desde El Correo Digital:

"Nuestro héroe nació John Wilkinson en 1947, se crió en la costera Canvey Island y, durante los años 60, tocó en bandas locales, a veces de skiffle. Se matriculó en la Universidad de Newcastle en 1967, viajó a India y, a la vuelta, trabajó de profesor. Insatisfecho, ingresó en 1971 en la Pigboy Charlie Band, donde militaban Lee Brilleux (voz y armónica) y Sparko (John B. Sparks, bajo). En 1972, con la entrada de The Big Figure (batería), se rebautizaron Dr. Feelgood y se convirtieron en un icono del pub-rock de la época prepunk. A los Feelgood los colideraban Brilleaux y Wilko, quien robaba planos con su fraseo sincopado (punteador y rítmico al mismo tiempo), sus gestos de orate y los paseos que daba atado al largo cable de su guitarra.

Dr. Feelgood se mudaron a Londres en el verano de 1973 y se quedaron con el personal. Debutaron con el monofónico Down By The Jetty (75), y Wilko participó en tres álbumes más: los oficiales Malpractice y Sneakin’ Suspicion, y el exitoso directo Stupidity. Sin embargo, las tiranteces que mantenía con el resto de los miembros le abocaron a la salida en 1977.

Pronto formó Solid Senders y editó un álbum homónimo con Virgin en 1978. En el 79-80, Wilko tocó a sueldo en los Blockheads de Ian Dury, y retomó su carrera solanas en 1981 con Ice On The Motorway. Tras varios LPs en sellos europeos, publicó en l988 Barbed Wire Blues, con la banda de la última década: Watt-Roy y Salvatore Ramundo a la batería. En el 98 sacó Going Back Home, y cesó de dar bolos, aunque grabó un Live In Japan en 2000.

Quizá por eso, el hermético pero entrañable Wilko se ha tirado tantos años sin aparecer por aquí. Ahora, con las pilas cargadas, regresa con Back In The Night, con su libreto de doce páginas, los cortes raros de la BBC nunca antes editados en compacto y los originales de viejos discos propios, como Ice On The Motorway."